Click para Ampliar

 

El 4 de Agosto de 2001 (hace 18 años) era una noche de misa. La ciudad elegida era Córdoba, el estadio por ese entonces se llamaba Chateau Carreras; pocos sabían que sería la última. Skay, el Indio, Semilla, Walter Sidotti,  Sergio Dawi y Hernán Aramberri subían juntos a un escenario por última vez, a lo mejor sin saberlo. Meses después, en diciembre, suspendieron una fecha en la cancha de Unión programada para el 8 de diciembre: “Patricio Rey cree que no es el momento, que no hay ánimo para fiestas”.
Se cerraba el ciclo de la banda más emblemática del rock argentino, luego de 25 años y nueve discos, todos clásicos sin excepción. Aquella noche arrancaban así:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


P. Rey y sus Redonditos de Ricota-Unos pocos peligros Sensatos (4 Ago 2001, Córdoba)

La lista de canciones de esa noche, la última noche, fue la siguiente

1 Unos pocos peligros sensatos
2 El pibe de los astilleros
3 Morta punto com
4 Las increíbles andanzas del Capitán Buscapina en Cybersiberia
5 Una piba con la remera de Greenpeace…
6 Pool, Averna y papusa
7 Templo de Momo
8 Pensando como una acelga
9 Rato molhado
10 Vamos las bandas
11 Nadie es perfecto
12 Mi perro dinamita
13 La Murga de los Renegados
14 Sheriff
15 Murga purga
16 Dr. Saturno
17 Murga de la Virgencita
18 Queso ruso
19 Ñam Fri Fruli Fali Fru
20 Rock para los dientes
21 Juguetes perdidos
22 Preso en mi ciudad
23 Noticias de ayer
24 Jijiji
25 Un ángel para tu soledad

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


P. Rey y sus Redonditos de Ricota-La Murga de la Virgencita (4 Ago 2001, Córdoba)

Todo terminó siendo enroscado en la vida de los Redondos, dentro y fuera de la banda. Ya era muy difícil tocar sin que hubiera quilombo.  El estigma de Walter Bulacio (asesinado por la policía) los sobrevolaba hacia 10 años y en este último concierto también hubo un muerto (Jorge Felippi, que cayó desde una baranda). Miles de fans piden en los conciertos de Skay o del Indio “que se vuelvan a juntar”; es  difícil asegurar que paso del tiempo y las discusiones no hayan diluido la magia.
¿Que vuelvan los Redondos? ¿Poner en riesgo el mito más grande del rock argentino?
¿Están seguros que hace falta?

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Audio Informe